¡¡¡Hola Belug@s!!!. Es la segunda ciudad más grande de Escocia tras Glasgow. Ubicada en la costa este de Escocia, a orillas del fiordo del río Forth y en la autoridad unitaria local de la Ciudad de Edimburgo, es la capital de Escocia desde 1437 y sede del gobierno escocés. Fue uno de los centros más importantes de educación y cultura durante la Ilustración gracias a la Universidad de Edimburgo. Sus distritos The Old Town (ciudad antigua) y The New Town (ciudad nueva) fueron designados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995. ¿Os venís con nosotros y descubrimos más juntos?. ​Una nueva ventura, un nuevo destino. 

DÍA 1

Es viernes y nuestro vuelo sale a las 17:30h. y aún con un poco de retraso son las 20h cuando llegamos a nuestro destino de fin de semana: Edimburgo, donde pasaremos un fin de semana completo. 

Para llegar al centro de la ciudad debéis cojer el Airlink 100 y en menos de una hora y por el módico precio de muy cerca de nuestro Hostel, el Code. 

Para llegar del aeropuerto al dentro hay varias maneras de hacerlo, aquí os dejamos algunas: 

  • Airlink 100: lanzaderas que son tan frecuentes que no esperarás más de 10 minutos para subirte al autobús.Los autobuses son azules y generalmente de dos pisos. El precio de un billete de adulto solo es de £ 4.50 (para niños £ 2).
35968045472_e4ae9e962c_b (1).jpg

Los autobuses de Airlink salen de las llegadas nacionales desde el aeropuerto de Edimburgo hasta el puente Waverley en la ciudad. Los billetes se pueden comprar en la oficina de Airlink fuera de la terminal de llegadas nacionales.

  • Airlink 35: esta línea conecta el aeropuerto de Edimburgo con el centro comercial Ocean Terminal.
  • Airlink n22: básicamente lo mismo que Airlink 35 porque la última parada es nuevamente Ocean Terminal, pero tiene una ruta diferente y más corta. Importante!!! Es una línea nocturna y solo funciona entre las 00:15 y las 04:00.

El alojamiento donde nos hospedaremos estas tres noches en un hostel que dispone de habitaciones compartidas o habitaciones para dos personas con terraza y cocina, que es la opción elegida por nosotras, para ahorrar un poco con el tema de la comida. Concretamente el CODE Hostel. Reservalo aquí.

Para entrar, y si llegáis fuera del horario de recepción, deberéis hacerlo con un código que os mandarán por email y que debéis teclear en la puerta de acceso, tanto al hostel, como a la habitación. 

Una  vez instaladas, nos arreglamos para bajar a cenar al Pub que tenemos justo al lado, The Standing Order, y que mejor manera de acabar el día que una buena cerveza fría. 

DÍA 2

El CODE prepara un rico desayuno para todo sus inquilinos y nosotras no íbamos a  ser menos. Son las 7h cuando empezamos a reponer pilas para el resto de día.

edinburgh-7.jpg

Cerca del hotel, en la avenida principal, podréis encontraf decenas  de tiendas  donde comprar recuerdos y es el camino a seguir hasta llegar a la empresa de alquiler de coches. La elegida esta vez ha sido Budget, cerca del alojamiento, ideal para un alquiler de un solo día.

Captura.PNG

Conducir en el lado contrario y en dirección contraria a la nuestra no es tarea fácil pero con este precioso Peugeot 3008 automático la cosa se hace bastante más fácil.

EDINBURGH (10)

La A90 nos llevara por la ruta elegida para visitar algunos de los castillos de la zona. Rodeadas de paisajes verdes, con grandes prados llenos de ovejas y bajo un sol bastante raro en la zona iniciamos nuestra marcha milla a milla.

edinburgh-11.jpg

Angus es nuestra primera parada, donde se encuentra el castillo de Glamis, que por 6,50 libras, da acceso a la explanada principal pero no al interior del castillo.

EDINBURGH (15)

El Glamis Castle data de principios del siglo XV, aunque hay datos que apuntan a que ya en el siglo XI existía en este lugar un pabellón de caza, posiblemente origen de este castillo.
EDINBURGH (17)
Aunque ya existía un castillo en el lugar desde al menos el siglo XI, el edificio actual tiene su origen como torre de planta en L de finales del siglo XIV –sir John Lyon, futuro Camerarius Domini Regis (chambelán) y también futuro yerno del rey Roberto II, obtuvo permiso de este para su construcción en 1371–,1​ la mayor parte del resto del castillo actual data del siglo XVII.2​En el año 1435 se había añadido la torre principal de la fortaleza, que ya dominaba el ala oriental, cuando la reina María de Escocia junto con su séquito visitaron Glamis en 1562.1​ Durante la centuria siguiente se sucedieron nuevos cambios, añadiéndose el West Wing y también la capilla de la zona noroeste.
EDINBURGH (19)
Durante siglos este castillo ha estado muy vinculado a la familia real británica, siendo lugar de residencia de soltera de la reina Isabel del Reino Unido, descendiente directa del John Lyon,1​ y futura esposa del rey Jorge VI y madre de la reina Isabel II. Fue, asimismo, el lugar de nacimiento de la princesa Margarita, condesa de Snowdon, la primera princesa nacida en Escocia en los últimos tres siglos.
EDINBURGH (20)
Hacia la mitad del siglo XVIII la zona delantera del castillo fue planificada con árboles y paseos ajardinados, y se demolió el West Wing, que sería reconstruido posteriormente en el año 1800. Las últimas reformas realizadas en los exteriores se corresponden con los jardines creados frente al castillo entre la última década del siglo XIX y la primera del XX.
EDINBURGH (31)
Una de las zonas más conocidas de este castillo es la Duncan’s Hall, el lugar donde se cree que Macbeth asesinó al rey Duncan,[cita requerida] aunque en la célebre obra de teatro el asesinato se produjo en el castillo de Macbeth, en Cawdor, cerca de la ciudad de Inverness.
Seguimos nuestro camino para detenernos en un supermercado Tesco. Los precios son algo mas elevado que en España y al cambió aún salimos perdiendo más, pero es una buena manera de ahorra dinero y tiempo si os preparáis una caja con cosas para picar que podáis preparar en poco tiempo para no perderlo a a la hora de la comida. EDINBURGH (50)Nuestra siguiente parada es el Castillo de Dunnottar en Stoneheaven, un castillo medieval, hoy en ruinas, que se encuentra asentado sobre un precipicio rocoso en un cabo en la costa nordeste de Escocia (Reino Unido), aproximadamente 3 kilómetros al sur deStonehaven. Los edificios del castillo que han llegado hasta nosotros corresponden esencialmente a los siglos XIV y XV, pero casi con completa seguridad existió en el lugar una importante fortaleza ya en los llamados siglos oscuros. EDINBURGH (57)El castillo de Dunnottar jugó un papel importante en la Historia de Escocia durante la Edad Media y hasta la Ilustración, debido a su posición estratégica que controla las rutas de transporte marítimo hacia el norte de Escocia y también a que por hallarse situado sobre una terraza costera que controlaba los movimientos terrestres que pasaban en una estrecha franja de terreno a los pies de la terraza, en particular los accesos terrestres al antiguo Causey Mounth, la única ruta medieval costera hacia el sur a través dePortlethen Moss hacia Aberdeen. El lugar, que actualmente está en manos privadas aunque abierto al público, es visitado por cientos de miles de turistas cada año.EDINBURGH (60)Las ruinas del castillo se extienden a lo largo de un área rocosa de tres acres (una hectárea y cuarto) de superficie que se encuentra prácticamente rodeada por el mar del Norte, en una caída a pico de unos 50 metros. Este castillo posee como único acceso un estrecho canal de tierra que lo conecta con tierra firme, prosiguiendo por un escarpado sendero que conduce hasta una puerta fortificada.EDINBURGH (70)Las rocas y los entrantes y salientes de la costa existentes al norte y al sur del castillo han sido convertidas en residencia de decenas de miles de aves marinas, lo que convierte a esta extensión de la costa escocesa en un notable santuario de las aves en el norte de Europa, con una amplia diversidad de especies y un elavado número de animales. Algunas escenas de la películaHamlet, con Mel Gibson y Glenn Close, fueron rodadas en el castillo de Dunnottar. También la película Valiente de Disney-Pixar se inspiró en este lugar para su película.EDINBURGH (71)Para llegar al interior de este increíble castillo debéis hacer una pequeña caminata, de nivel bajo, hasta llegar a  la puerta de las ruinas del castillo y pagar 7 libras por entrar. Hay que decir que vale mucho la pena, y aunque os parezca algo caro es un buen precio por todo lo que veréis.EDINBURGH (85)
Al volver al parking, totalmente gratuito, es hora de hacernos un pequeño picnic en el coche con todo lo que hemos comprado en Tesco, una de las cadenas de supermercados mas importantes de Gran Bretaña.
Nos ponemos en marcha en dirección a Aberdeen, donde podréis visitar su catedral o el paseo marítimo. 
EDINBURGH (100).JPG
Aberdeen, que significa «desembocadura del Dee», es una ciudad y un concejo de Escocia.​ Se la conoce como La Ciudad de Granito y es la tercera ciudad en tamaño de Escocia, con una población de aproximadamente 196.670 habitantes en 2014. Constituye un importante centro comercial y es además el principal puerto marítimo del nordeste de Escocia. 
EDINBURGH (108)
Siguiendo por la M90 nos encontraremos con el castillo de Fraser, situado en Inverurie, y uno de los más grandes “Castillos de Mar”. El castillo se levanta en un bosque abierto de 121,41 hectáreas con tierras de cultivo, que incluye un jardín y dos pistas forestales. Hay pruebas arqueológicas que demuestran la existencia de una torre cuadrada anterior al actual castillo.
EDINBURGH (126)
 
El día acaba. La ruta no ha podido salir mejor: preciosos paisajes e increíbles castillos. Sin duda, una ruta para todos, una ruta 100 por 100 recomendable. 
DÍA 3
Nos levantamos a las 8:30h. para empezar un nuevo día en esta increíble ciudad. Un buen desayuno para empezar con fuerzas y estamos listas para la ruta a pie. A continuación os detallamos los puntos más importantes de nuestra ruta, esperemos que os guste:

– Calton Hill, se encuentra a pocos pasos del centro de Edimburgo, muy cerca de Princes Street.

Se trata de una hermosa colina donde se erigen varios monumentos de estilo neoclásico, que seguro que habréis visto alguna vez retratados en muchas de las imágenes de Edimburgo.

El conjunto arquitectónico de Calton Hill está clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, nos brinda una de las mejores panorámicas de la ciudad desde las alturas.

Para llegar existen dos maneras:
• A pie por Waterloo Place desde Princes Street (10 minutos).
• Autobús: nº 15, 25, 104 y 113 (parada de Saint Andrew’s House).

Además de contar con unas vistas estupendas de Edimburgo, Calton Hill contiene una serie de monumentos históricos en los que hay que detenerse:

– Monumento Nacional (The National Monument of Scotland): Seguro que os preguntaréis cuándo y cómo se les ocurrió a los habitantes de Edimburgo plantar una réplica del Partenón de Atenas aquí arriba. Fue a finales del siglo XIX, para homenajear a los soldados caídos durante las Guerras Napoleónicas, y el artífice de este diseño de corte griego fue el arquitecto William Henry Playfair, responsable también de la Galería Nacional y del Surgeons’ Hall (ambos de estilo neoclásico, el imperante en la época).

EDINBURGH (146)

Hoy en día es el lugar favorito de todos los que suben a Calton Hill para hacerse fotos, y uno de los monumentos más reconocibles en el skyline de Edimburgo, al que este templo griego confiere un aspecto bastante singular.

– Monumento a Dugald Stewart (Dugald Stewart Monument): Esta construcción en forma de linterna aparece siempre protagonizando las típicas fotos de postal de Edimburgo hechas desde Calton Hill.

EDINBURGH (155)

Se trata de un monumento en homenaje a Dugald Stewart, filósofo escocés y profesor de la universidad de Edimburgo, y también está inspirado en un pequeño templo ateniense, el monumento a Lisícrates, que adquirió cierto protagonismo durante el siglo XIX, inspirando toda una serie de construcciones europeas, esta entre ellas.

– Monumento a Nelson (The Nelson Monument): Una de las construcciones que más llama la atención en Calton Hill es esta torre de 32 metros de altura, el Monumento a Nelson, erigida para conmemorar su victoria en la batalla de Trafalgar.

EDINBURGH (148)

Dentro encontraréis una breve exposición dedicada a la vida del almirante Nelson, que a pesar de lograr la victoria para los ingleses, encontró la muerte en Trafalgar (como podéis imaginaros, la plaza más famosa de Londres también es un homenaje a su memoria).

Todos los días 21 de octubre, se despliegan varias banderas desde lo alto del Monumento a Nelson, en las que puede leerse “England expects every man to do his duty” (“Inglaterra espera que todo hombre cumpla con su deber”), una de las últimas frases pronunciadas por el almirante Nelson.

– El Observatorio de la Ciudad (City Observatory): por su altura, Calton Hill cuenta con varios observatorios astronómicos, como el Observatorio de la Ciudad, construido también por Playfair, cuyo estilo nos recuerda de nuevo a un templo griego. Os llamará la atención su gran cúpula en el medio, destinada a albergar el telescopio.

EDINBURGH (141).JPG

Una vieja leyenda cuenta que a finales del siglo XVIII un dentista de origen judío, Herman Lion, solicitó al ayuntamiento de Edimburgo un espacio en la ciudad donde él y su familia pudieran ser enterrados a su muerte, ya que por razones obvias no podían hacerlo en suelo cristiano. Al parecer, el ayuntamiento accedió a su petición y le concedió un espacio propio en Calton Hill, junto al muro norte del Observatorio de la Ciudad. Con los años, el Observatorio de la Ciudad fue reemplazado por el observatorio de Blackford Hill, al que la contaminación del centro de Edimburgo no había afectado todavía.

– Rock House: este es uno de los lugares más curiosos en los alrededores Calton Hill; se trata de una casa excavada en la roca que perteneció a uno de los pioneros de la fotografía en la ciudad, David Octavius Hill. Hoy en día puede alquilarse para alojarse en Edimburgo, y las vistas de Calton Hill no tienen desperdicio. La encontraréis al acceder a Calton Hill, antes de subir hacia la colina.

– Old Calton cementery,  es uno de los cementerios más famosos de la ciudad; parece mentira que este tranquilo cementerio asentado sobre una verde colina sea el protagonista de innumerables leyendas (algunas de lo más macabro). Lo encontraréis en el camino a Calton Hill desde Waterloo Place, a mano derecha según se sube.

EDINBURGH (158)
Es habitual encontrar trabajando en él (si se visita de día) a los jardineros que cuidan del espacio, bien conservado a pesar del mal estado de algunas de las tumbas. Seguro que os llamarán la atención algunas lápidas rotas e incluso arrancadas del suelo.
– Con el nombre de Greyfriars Bobby se conoce al perro protagonista de la leyenda más tierna de Edimburgo. A pesar de que hay quien ha tratado de desmentirla y de restarle romanticismo, la historia de Bobby es una de las más queridas por los escoceses, que lo han convertido en todo un símbolo nacional.
EDINBURGH (175)
Se cuenta que Bobby era la mascota de un humilde vigilante nocturno llamado John Gray, que había llegado con su familia a Edimburgo para buscarse la vida. Su perro lo acompañaba durante las rondas y no se separaba de su lado. Lamentablemente, Gray falleció a mediados del siglo XIX tras una larga enfermedad.Cuando su cuerpo fue sepultado en el cementerio de Greyfriars, este skye terrier se quedó junto a la tumba hasta el día de su propia muerte, que ocurrió nada menos que ¡¡¡14 años después!!!Lloviera o tronase, Bobby no se movía de allí, y durante ese tiempo, los ciudadanos de Edimburgo acudían a verle y a llevarle comida. Con los años incluso le construyeron un pequeño refugio para que pudiera resguardarse.Era tal el cariño que suscitaba el animal que cuando en 1867 las autoridades de la ciudad aprobaron una ley que obligaba a abonar una licencia por cada perro (debido al aumento de perros callejeros), Sir William Chambers, un lord de la ciudad, pagó la licencia de Bobby.Desde su muerte, Bobby pasó a ser conocido como Greyfriars Bobby y se convirtió en el claro ejemplo de que el perro es el mejor amigo del hombre. 
– el castillo de Edimburgo, situado en un extremo de la Royal Mile, sobre una colina que preside el centro histórico, se alza como el monumento más famoso de la capital escocesa. Además de ofrecer las que dicen son las mejores vistas de la ciudad, el Castillo de Edimburgo guarda entre sus muros unos cuantos siglos de historia y muchas viejas leyendas.
EDINBURGH (188)
Es hora de parar un rato y tomar unas pintas en The Bow Bar, un mítico pub escocés, recién sacado de la época de los lords ingleses. 
EDINBURGH (195)
No hay mejor idea que seguir con un buen bocadillo de cerdo en el Pink, para llenar el estómago antes de llegar al Guilford Arms a por la penúltima. 
EDINBURGH (203)
La Black Rose Tavern será nuestra última parada antes de volver al aeropuerto siguiendo la misma ruta que a nuestra llegada y volviendo al “blue bus”.
No hay nada malo que podamos decir de esta ciudad y de lo único que nos arrepentimos es de no poder pasar muchos más días en estas tierras. Hay tanto por explorar que seguro volveremos. Pero el mundo es grande y las posibilidades son infinitas. No dejéis de viajar, aún queda mucho por descubrir. Seguir explorando. 
Anuncios

0 comments on “GRAN BRETAÑA: Edimburgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: