ESPAÑA: Beget

¡¡¡Hola Belug@s!!!. Los rincones en Cataluña son infinitos y si algún día tuviéramos que hacer una lista de los pueblos más bonitos, seguro que Beget estaría entre los cinco primeros.

Cataluña tiene lugares únicos, aunque para nosotras, los más desconocidos y fascinantes se encuentran en el interior de Girona, casi tocando con los Pirineos y Francia.

Pequeño y de acceso complicado, este precioso pueblo, es el rincón perfecto para pasar un día de lo más completo, gracias al senderismo, las preciosas vistas y la increíble cocina local.

Historia

Beget tiene sus orígenes en plena Edad Media y se sabe de su existencia como parroquia al menos desde 1168. Durante siglos la vida giró en torno a la Iglesia de Sant Cristòfol de Beget y a día de hoy sigue siendo su principal icono.

En otros tiempos el término municipal de Beget abarcó las poblaciones de Rocabruna, Bestracà y Salars y llegó a tener más de 1.300 habitantes, una cifra impactante teniendo en cuenta que hoy están censadas poco más de 20 personas.

Administrativamente, Beget perteneció a la comarca de la Garrotxa hasta 1969, año en que fue anexionado a Camprodon y motivo por el cual hoy pertenece al Ripollès.

Cómo llegar

Beget se encuentra en la provincia de Girona, a unos 40km al norte de Olot y a escasos 20km de la frontera con Francia.

Al pueblo se llega por la carretera GIV-5223, una pequeña, serpenteante y estrecha comarcal que hará del trayecto algo a lo que deberéis tomar mucha atención, y no solo por la sinuoso del trayecto, sino por la belleza del mismo.

Que ver en Beget

La visita a Beget es una pequeña delicia y salvo que vayáis con ánimo de hacer senderismo, con 1 hora tendréis suficiente para conocer el pueblo, asi que tomar el tiempo que necesitéis para tomar las mejores instantáneas, y disfrutar.

La Iglesia de Sant Cristòfol

De estilo románico y declarado Bien Cultural de Interés Nacional, y aunque algunas partes datan del s.X, el grueso del conjunto fue levantado entre los siglos XII y XIII.

En el exterior destacan el campanario de 4 pisos y el portal de acceso. En el interior las tres piezas más notables son la talla del Cristo Majestad (s.XII), con más de 2m de altura; la imagen de la Virgen de la Salud (s.XIV), de alabastro policromado; y la enorme Pila Bautismal del s.XII.

La iglesia puede visitarse sábados y domingos en horarios que varían según la temporada. Se paga una entrada simbólica de 1€ para ayudar a que mantenga su perfecto estado de conservación.

El Pueblo
Este pueblito de casas de piedra antigua fue nombrado Bien de Interés Cultural en julio de 2016 y pueblo con encanto en 2019.

En cuanto al resto del pueblo, consiste en realidad en poco más que una calle, con algún callejón a lado y lado con el encanto de que se ha mantenido relativamente virgen, conservado el aspecto rural que debía tener anataño.

En verano se pueden visitar sus gargantas de agua, perfectas para un baño en plena naturaleza, y durante el invierno y el otoño, se pueden recorrer sus bosques en busca de bolets.

Sus casas se han construido de forma escalonada bajando junto al río, lo que le confiere un paisaje completamente bucólico. Y aunque parezca pequeño, está dividido en tres barrios separados por su riera y conectados por sus dos puentes.

Antiguamente y hasta los años 80, estas casas se construían con balcones y dinteles de madera en puertas y ventanas. Este aspecto pintoresco le ha ayudado a que el paso del tiempo no le haya pasado factura, sino más bien todo lo contrario.

Puentes medievales

Senderismo en Beget

Beget está envuelto de naturaleza y lo atraviesa la riera que lleva su mismo nombre. Se recorre a pie fácilmente en apenas una hora, pero si se le quiere sacar partido es recomendable seguir algunas de las rutas de senderismo que hay en los alrededores y que conectan los pueblos de la zona.

Beget es muy conocido por senderistas y amantes del ciclismo de montaña, que empiezan en él sus rutas o pasan por allí durante sus travesías por los valles. Las subidas al Comanegra (1.557 m) y al Pic de les Bruixes (1.393 m) o la ruta entre Beget y Oix (13,5km) son algunas de las más populares.

Donde comer en Beget

Can Jeroni

Con una mezcla de comida catalana tradicional con productos de la zona y un toque moderno que uno no esperaría encontrar en un pueblo perdido en las montañas @canjeroni es sin duda el lugar ideal para poner la guinda al pastel tras un día de ruta por la zona y reponer fuerzas para la vuelta a casa.

Su ubicación, junto al primero de los dos puentes del pueblo de Beget y con la iglesia de Sant Cristòfol de fondo, es inmejorable. De hecho, la terraza suele llenarse los fines de semana y en temporada alta conviene reservar.

Por suerte para nosotras, entre semana ha sido fácil encontrar mesa y hemos podido disfrutar como auténticas #foodies de los deliciosos platos de @canjeroni. Sólo hay una palabra para definirlo: #espectacular.


El vermut en el Hostal El Forn

Abierto desde 1586 es ideal para disfrutar de la tranquilidad del entorno con una buena cerveza fría en la mano.

Ofrece también menú diario a 20€, con una calidad y unos sabores espectaculares. Digno competidor del Can Jeroni.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú