U.S.A: Seattle

¡¡¡Hola Belug@s!!!. De antigua villa de balleneros y buscadores de oro a hogar de grandes compañías como Microsoft, Boing y Amazon, Seattle ofrece una interesante mezcla de atractivos al noreste de Estados Unidos.

Basta ver Seattle desde el aire para comprender porque se la conoce como «La Ciudad Esmeralda». Una extensa mancha verde domina una caprichosa geografía recortada por lagos azules formando un colorido tapiz.

 

Que debemos saber de Seattle

Seattle es la ciudad más grande del estado de Washington conocido como «Evergreen State» por sus enormes bosques de coniferas atravesados por numerosos lagos y ríos .

Seattle se encuentra en medio de un paisaje sumamente atractivo y custodiada por el imponente Monte Rainier, un volcán extinto de casi 4.400 metros con 26 grandes glaciares.

La urbe está cercada por el Lago Washington y la bahía Puget Sound, junto al océano Pacífico y a sólo 156 kilómetros al sur de la frontera con Canadá.

A su vez, el lago y la bahía están unidos por un canal y el Lago Unión, donde se pueden practican deportes náuticos. Además, dos grandes cadenas montañosas, las Olympics y las Cascades, le brindan un marco de belleza perfecto.

A Seattle también se la conocida como «la ciudad lluviosa» ya que salvo de julio a septiembre, todos los días son grises y con llovizna. Sin embargo, gracias a su cercanía al mar y a las corrientes cálidas del Pacifico su clima es suave y moderado. Y si hablamos de celebridades, Jimmy Hendrix, Bruce Lee y su hijo Brandon Lee se relacionan con la ciudad.

Seattle también ha ganado fama por ser una de las ciudades con mejor calidad de vida. Sus calles son transitadas pero no con un ritmo frenético, no es excesivamente cara y la comida es muy variada, rica y accesible.

Como viajero, uno se siente cómodo enseguida. Existe un valiosos equilibrio entre ser una ciudad moderna y tener un estilo de vida relajado. Después de las cinco de la tarde todos salen del trabajo y, al bajar el sol, los ciclistas se adueñan de las calles.

Su aire futurista se debe a la presencia de empresas de alta tecnología, la moderna arquitectura del distrito financiero y, principalmente, al símbolo de Seattle, la Space Needle.

 

Cómo llegar a Seattle desde el aeropuerto

El aeropuerto de Seattle es el Sea-Tac Airport y esta conectado con la ciudad con el Link Light Rail, que hace paradas en varios puntos del centro, tardando alrededor de 25-30 minutos. El precio del billete solo es de 2,75USD.

 

Cómo moverse por Seattle

Para nosotras la menor manera de movernos por Seattle es a pie, a pesar de tener coche alquilado.

Pero tranquil@s, si andar nos es lo vuestro tenéis opción de moveros en transporte público con la red de buses o de trenes ligeros de Metro Transit.

Los locales usan unas tarjetas de transporte, pero, si solo estáis unos días en la ciudad, os recomendamos pagar por los viajes que vayáis ha hacer. Siempre en cash y recordad llevar el dinero justo, porque los conductores no llevan cambio. El precio de un billete, valido por 2 horas, es de 2,75$.

Otra opción para moverse por Seattle, totalmente gratuita es el Free Waterfront Shuttle, con dos líneas, azul y naranja, que pasan por el centro de Seattle, incluso llegando hasta el Space Needle.

 

Que ver en Seattle

Space Needle

La llamativa torre de 184 metros se construyó para la Feria Mundial de 1962. En su cima, a la que se llega en ascensor en apenas unos segundos, hay un mirador y un restaurante giratorio con una de las mejores panorámicas de la ciudad y su entorno.

Pike Place Market

Si los los mercados gastronómicos son los vuestro no podéis perderos el Pike Place Market, el mercado gastronómico por excelencia de Seattle.

En él podréis caminar entre cientos de puestos de todo tipo de comida y disfrutar de una gran variedad de restaurantes donde aplacar vuestra hambre. Abre todos los días, de 09.00 a 18.00.

Capitol Hill

Uno de los barrios más interesantes y con más personalidad de Seattle es Capitol Hill, el barrio que acoge la mayor comunidad LGTB de la ciudad.

Si os gusta callejear, parar tomar una cervecita y salir de tiendas, tenéis que pasar por aquí. Y también por qué no para culturizarnos un poco, pues aquí se encuentra The Elliott Bay Book Company, una librería con más de 150.000 títulos nuevos y de segunda mano.

Columbia Center

El Columbia Center es otro edificio que encantará a los que tienen ansias por volar: desde su mirador, el Sky View Observatory, se ve toda la ciudad, incluido el Space Needle.

Se trata del edificio más alto del estado de Washington, con 284 metros, y la entrada cuesta 22$.

El primer Starbucks del mundo

Se fundó en 1971 y desde entonces a saber cuántos litros de cafés se han bebido por las calles de Seattle, y del mundo. Pero si hay un Starbucks que vuelve loco a todo el que lo visita es el The Seattle Roastery.

Eso sí, no dejéis de probar otros cafés, pues Seattle es una de las ciudades con más cultura cafetera del mundo. Algunas de las mejores cafeterías de Seattle son: Milstead and Co. y La Marzocco Café.

Parques de Seattle

Si tenéis tiempo y os apetece un momento de tranquilidad, os recomendamos acercarte a uno de estos dos parques: el Olympic Sculpture Park, un parque urbano que, como ya habreis imaginado, se caracteriza por estar salpicado de estatuas, y el Washington Park Arboretum, que en uno de sus extremos tiene el Jardín Japonés.

Los estadios de Seattle

Si, como para nosotras, el deporte es vuestra pasión, no podéis perder la oportunidad de ver un partido de baseball de los Seattle Mariners, o bien, optar por un partido de fútbol americano, eso sí, debeis decidir si ser hincha de los Seattle Sounders o de los Seattle Seahawks.

Nosotras claramente somos de los Seahawks, y aunque no estamos en temporada regular, si os diremos que su estadio, el Centurylink Field Stadium, tuvo el Record Guinness a la afición más ruidosa.

Barrio de Fremont

Fremont es uno de los barrios más de moda en estos momentos. Aquí encontraréis un sinfín de tiendas, restaurantes y una cervecería artesanal brutal, la Fremont Brewing.

Las pintas cuestan unos 5-6$ y también hay posibilidad de hacer una cata de varias cervezas. Ojo: no venden comida, así que podéis llevar la vuestra propia.

Ruta en Ferry

Seattle se enclava en la Bahía de Elliot. Por eso, un buen plan es tomar un ferry desde la Seattle Ferry Terminal y salir a navegar por ella.

La ruta más popular es la que llega hasta Bainbridge Island, donde podréis dar paseos en la naturaleza y disfrutar de una visita a una ciudad tranquila. El precio del ferry es de 8,50$.

Alki Beach

No esperéis una playa paradisiaca ideal para el baño pero si una zona tranquila donde relajaros al lado del agua, tomar algo en sus garitos o disfrutar de un bonito atardecer con el skyline de Seattle al fondo.

Los Piers

Daros un paseo por el Pier 66, una zona muy bonita y animada, con buenas vistas del mar y del Downtown. A poca distancia de allí está el Pier 57/55 donde encontraréis su icónica noria y el Miners Landing, un muelle lleno de tiendas y restaurantes.

 

Seattle es una ciudad que ha conseguido escapar al turismo de masas pero que esconde montones de sorpresas y lugares interesantes y que a nosotros nos ha enamorado tanto que nos hemos imaginado viviendo en ella. ¿Os pasará los mismo cuando la visitéis?.

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú